martes, 11 de octubre de 2011

Reflexión

Hoy me puse a pensar la importancia que no le damos a la vida, cuando ésta sin querer nos quita cosas, pensamos que es injusta y olvidamos que sin ella no seríamos quienes somos.

Todos estamos llenos de momentos felices y nos sentimos morir cuando algo se termina.

La felicidad llega en cualquier momento, todo en el mundo se termina, hasta lo más hermoso, hasta lo más molesto y doloroso.

A veces nosotros pensamos que estar solos es el fin de la vida y no nos damos cuenta que a veces la soledad nos ayuda a encontrar respuestas que no estaban.

¿Por qué cuantas veces estamos acompañados de mucha gente y en realidad nos sentimos solos?.
El amor tiene un millón de vueltas, a veces nos sorprende y nos da felicidad y a veces se transforma en lo peor que hay y nos da el peor de los sufrimientos.

Pensando todo esto , crecí un poquito mas, aprendí a sonreír un poco mas y a ver la realidad tal cual como es, pero sobre todo pude darme cuenta que no sirve de nada el ORGULLO cuando existe la AMISTAD y el AMOR, que no sirve LLORAR cuando un amor se va, que no vale la pena aprender a CALLAR y que si sientes algo por alguien..... díselo, no te calles, pero díselo hoy, porque mañana puede ser demasiado tarde, y que no existen FRONTERAS cuando nos sentimos vivos y que la DISTANCIA no es importante cuando existe AMOR verdadero y que si de verdad queremos algo o a alguien debemos LUCHAR por conseguirlo y nunca rendirnos. También me di cuenta de que deberíamos hacer mas caso a nuestro CORAZÓN, a nuestra voz interior y no hacer caso a lo que digan los demás.

Nos pasamos media vida haciendo cosas con las que no estamos de acuerdo, a veces pensando mas en los demás
que en nosotros mismos. Y esta bien pensar en el bienestar de los demás, pero ............ ¿que pasa con lo que verdaderamente queremos nosotros?.

Algunas personas dicen que las palabras son solo palabras, yo creo rotundamente que eso no es verdad, las palabras tienen el poder de condenar y destruir a una persona, así como la de absolver , consolar y dar vida.

Si alguien no te quiere como tu quieres, No quiere decir que no te quiera con toda su alma.

Muchas veces creemos que alguien no nos quiere como quisiéramos simplemente porque esa persona no demuestra su afecto como nos gustaría.

Pero debemos entender que todos somos diferentes, algunos mas tímidos, otros no tanto.
Lo que debemos entender es que algunas veces una demostración de afecto que alguna persona nos da y para nosotros es poco , para ella por su forma de ser puede ser todo lo que puede dar.

Nunca juzguemos por las apariencias, si no que tratemos de ver más allá de lo que nuestra razón puede ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario